Leche ¿La Nueva Bebida Deportiva?

Al agua, bebidas isotónicas y similares se une la leche para proporcionarnos una correcta hidratación tras un esfuerzo físico. Según un estudio de la Universidad de Loughborough la leche es más eficaz para suplir los líquidos perdidos por el cuerpo humano al realizar actividad física.

Resaltar que la leche aplicada en el estudio es leche desnatada, ya que si fuese leche entera esto recargaría el sistema digestivo y haría más pesada la digestión durante o tras el esfuerzo físico. Según las conclusiones del estudio la leche rehidrata cuatro veces más rápido que el agua u otras bebidas.

Mientras que con agua o bebidas preparadas los deportistas tardaban cuatro horas en rehidratarse, con la leche desnatada tardaban sólamente una. Se piensa que lo que hace tan efectiva a la leche es su alto contenido en electrolitos (sodio, potasio y cloro), que proporciona una rápida recuperación de iones al organismo perdidos a través del sudor y retiene mayor cantidad de agua.

Esto abre un campo enorme al mundo de la nutrición deportiva y las bebidas isotónicas, que pueden seguir por esta vía para investigar productos que proporcionen una mejor hidratación a los deportistas.

Y aquí tenéis el resumen de otro estudio, éste del Centre for Muscle Metabolism and Biophysics, Faculty of Applied Health Sciences, Brock University, St. Catharines, Ontario, Canadá.

Ha habido un interés creciente acerca del potencial uso de leche de vaca como bebida deportiva, especialmente para ser consumida durante la recuperación luego de la realización de entrenamiento de fuerza y deportes de resistencia.

Sobre la base de las escasas investigaciones disponibles, la leche sería una bebida efectiva para el período posterior a los ejercicios de fuerza y produciría alteraciones agudas favorables en el metabolismo de las proteínas.

El consumo de leche incrementa marcadamente la síntesis de proteínas en el músculo, lo que produce un mejor balance neto de proteínas musculares.

Además se han observado mayores aumentos en la hipertrofia muscular y en la masa magra cuando el consumo de leche después del ejercicio se combina con entrenamiento de fuerza (12 semanas como mínimo).

Si bien hay pocas investigaciones sobre la leche, hay evidencia que sugiere que la misma puede ser una bebida post-ejercicio eficaz en las actividades de resistencia.

Se ha demostrado que la leche descremada (con bajo contenido graso), sería tan efectiva, o más efectiva, como bebida de rehidratación, que las bebidas deportivas comercialmente disponibles.

La leche es una opción de bebida más rica en nutrientes para aquellos individuos que participan en actividades de fuerza y resistencia en comparación con las bebidas deportivas tradicionales.

La leche de vaca descremada (con bajo contenido graso) fluida, es una bebida segura y eficiente para ser consumida después del ejercicio para la mayoría de los individuos, excepto para aquellos que padecen intolerancia a la lactosa.

Así que ya sabéis, en vuestra próxima competición no olvidéis llevaros el biberón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *