La falta de ejercicio en el origen del Síndrome X

La falta de ejercicio junto a una dieta inadecuada serían los principales causantes del síndrome metabólico o síndrome X, la principal enfermedad del mundo desarrollado. Si no quiere padecerlo… ya puede empezar a correr !

El mono obeso
El mono obeso

El Síndrome X o Síndrome Metabólico es un grupo de enfermedades-síntomas que suelen asociarse antes o después en determinados individuos y cuyas complicaciones terminan por costarle la vida. Son conocidas por todos: obesidad, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, diabetes,…

En la raiz de todos estos problemas se encontraría una especial insulino-resistencia, de origen genético en una buena parte de la población y que en épocas prehistóricas suponía una ventaja evolutiva, pero que combinada con una vida sedentaria y llena de azúcar y grasas desemboca en el Síndrome Metabólico.

Hace unos días nuestro amigo Carlos de la Torre nos recomendaba este interesante artículo: Aspectos Contemporáneos de la Actividad Física y la Salud, que trataba el tema y me hizo recordar un magnífico libro que lo trata en profundidad y de forma muy clara y divulgativa, del Dr. José Enrique Campillo, titulado El Mono Obeso.

La base tanto del artículo como del libro es que somos individuos con unos genes y un metabolismo preparados para una vida de dificultades consiguiendo alimento y elevada exigencia física (una típica vida prehistórica) fruto de miles de años de evolución a los que sin embargo “condenamos” a una vida sedentaria y con azúcares y grasas al alcance de la mano constantemente. Así que nos convertimos, efectivamente, en Monos Obesos.

Aquí tenéis una Guía de Lectura de El Mono Obeso, elaborada por el porfesor de Lengua Serafín Portillo del IES San Pedro de Alcántara que nos hace un magnífico resumen con explicaciones y vocabulario. Y también os dejo un decálogo para ajustar nuestra forma de vida a nuestro diseño evolutivo.

Pero el resumen es muy simple. Puede que seas de los afortunados que no tienen esa tendencia genetica a la insulino-resistencia (lo cual si vivieras en la prehistoria te convertiría fácilmente en carne de carnívoro) pero en caso contrario (y no lo sabrás hasta que sea muy tarde) más te vale olvidarte del azúcar y las grasas y comenzar a hacer ejercicio moderado-intenso al menos 1 hora tres veces por semana o estás condenado a ser y morir como un Mono Obeso.

One thought on “La falta de ejercicio en el origen del Síndrome X”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *